domingo, 5 de junio de 2011

gastos excesivos en armamento

La esperanza de los llamados "dividendos de la paz", abrigada con el fin de la era del terror nuclear y la carrera armamentista de la Guerra Fría, aparece oscurecida frente al aumento récord en gastos de armamento registrado en lo que va del siglo XXI. En el último año, según el informe del prestigioso Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), el gasto militar ascendió a 1,2 billones de dólares lo que representa un 3,5% más que el año anterior. Lideran ese gasto en armamento los Estados Unidos, que concentran casi la mitad del gasto global con 528.700 millones dólares. Este venía creciendo desde fines de la década pasada, pero tuvo un salto pronunciado a partir de la llegada de George W. Bush al gobierno y, sobre todo, tras los atentados del 11-S y a partir de la guerra en Irak.

El detalle es que este aumento del gasto en defensa, lejos de proveer mayor seguridad internacional, acompaña al incremento de conflictos y violencias. De tal modo, la ausencia de una confrontación global entre superpotencias —que era la fuente de las mayores amenazas a la paz mundial— ha dejado paso a un aumento desenfrenado de la carrera armamentista en un contexto de mayor inestabilidad y desequilibrios. Es una espiral de inseguridad global difícil de detener.



La esperanza de los llamados "dividendos de la paz", abrigada con el fin de la era del terror nuclear y la carrera armamentista de la Guerra Fría, aparece oscurecida por el aumento récord en gastos de armamento registrado en lo que va del siglo XXI.



mark brandon inda plascencia 2D   NL 19

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada